Estado De Negación

•23 enero, 2019 • Dejar un comentario

Atravesando un tormenta de emociones, pensamientos y sentimientos, mimetizado con el entorno, imperceptible ante los ojos de cualquiera, sin dejar ver todo el dolor que me pudiese estar consumiendo, a fin de cuentas no tengo nada dentro de mi en este momento gracias a mi estado de negación, alimentando mi fe con la esperanza que de aun estas donde te deje por ultima vez, lastima que mi condición, contradiga mis pensamientos, es muy difícil intentar imaginar que es de día, cuando tus ojos ven las estrellas, afirmándote que inevitablemente estas en una larga y oscura noche a la cual tendrás que salir en algún momento y enfrentar lo que esta frente a ti, con todas las razones para luchar a cuestas, como siempre lo he dicho “si fuese fácil, no fuese divertido” aun cuando me las jugué todas por estar aquí, aun cuando internalice sobre el hecho de que el fin justifica los medios, no fueron suficientes a fin de cuentas, no fue una irónica mala broma de la vida, sin karmas, ni arrepentimientos, quizás cualquiera hubiese hecho mas que yo, ya de nada vale cuestionarse o repetirse mil veces las mismas preguntas, lo que esta hecho, hecho esta y no hay nada, ni nadie que pueda cambiarlo, es parte de la vida y lo que ella significa aun para todos nosotros.

Aun, a pocos minutos de que desaparezcas de la vista de todos, sumergido en ese agujero en el suelo, intento recordar nuestra ultima conversación, recuerdo vagamente que no me despedí de ti con un beso y un abrazo, siquiera con un “cuídate viejo” o con mi acostumbrado “hablamos ahora” sabiendo que me iría muy lejos, cruzando pueblos, ciudades, estados y países en busca de algo mejor, en este punto, preferiría haberme quedado pasando hambre y dándote dolores de cabeza, que estar aquí lejos de ti y no haberte dado una despedida como te la hubieses merecido ya que era inevitable tu partida o por lo menos haber estado ahí para cargarte como lo hice tantas veces para rescatarte de tus infames borracheras y llevarte a los brazos de mi madre, en la seguridad de su casa, si me arrepiento el no haber estado ahí para por lo menos pelear contigo a ver si de alguna milagrosa forma hacías caso a las cosas por tu bien, teniendo eso en cuenta siento que te falle como hijo y es ese sentimiento de culpa que me esta carcomiendo, desgarrando y consumiendo la vida en este preciso momento, el estar lejos no supone una mejora en nuestra calidad de vida, para mi ha sido un desgaste en nuestra calidad de sentimientos e insensibilidad como seres humanos.

Detrás del telón, sin dejar de ser mas importante que la misma historia que se cuenta, estas tu madre mía, sobre humanamente incansable, la mas fuerte del grupo, la que ha soportado mas que cualquiera de todos y la que a pesar de todo eso y mas, mírate, mira tu reflejo en la pantalla mientras lees esto, di para ti misma lo que ves, porque quizás yo este equivocado, pero desde aquí, aparte de tu dolor infinito y tu inmensa tristeza corrosiva, veo a una persona muy fuerte, una piedra, que aunque la vida ha intentado una y otra vez partir, no lo ha logrado, ni siquiera en este momento, donde tu corazón se llena de miles de preguntas con respecto al “y ahora que” y aun así, mírate, solo con un hijo a tu lado, dos demasiado lejos para abrazarte y entre todos cargar con el viejo por ese camino interminable hasta su ultima morada, rodeada de familia, amigos, curiosos y conocidos, no faltan siquiera los que hablaron mal sobre el viejo, sus enemigos en vida y los que nunca lo lograron entender, no puedo evitar que en mi rostro se dibuje una malévola sonrisa, sin ánimos de querer explicar el porque de la misma, te amo madre y le doy gracias a la vida por haberme dado a estos padres.

family

 

Anuncios

Descansa En Paz Viejo

•23 enero, 2019 • Dejar un comentario

No me hace falta cerrar los ojos para rememorar la esencia de la primera vez que recuerdo haberte visto, quizás no sabia el significado de lo que mis ojos tenían frente a mi, aun así… sabia quien eras, pasaban los minutos, las horas, los días, los meses, los años y tenia una vaga noción de lo que eras y significabas, me enseñaste tantas cosas que aun, hoy en día no logro entender, sufrí aprendiendo de la mas típica manera a tu lado, negué mi propia existencia, lleno de iras al no compartir la misma linea contigo, me frustre, caí y me levante un millón de veces, me alejaba y volvía, te quitaba el habla y regresaba siempre al mismo punto, como el peor ser dirigía mis gritos hacia ti, todo mi odio, con la firme intención de jamas ser como tu, que risa me da este día entender que así hubiese nacido mil veces, una y otra vez, el resultado hubiese sido el mismo, ser tu hijo, tu mi padre y este sentimiento de vació tan grande que me carcome la vida, seria el mismo, hubiese pasado lo que hubiese pasado, creo que la vida hubiese tenido el mismo resultado las veces que fuesen, bajo cualquier circunstancia, siempre y cuando hubieses sido tu, siempre el que estuviese ahí, mi incomprendido malgeniado papa.

Mas de un año desde la ultima vez que te vi, no logro recordar en este momento lo ultimo que hablamos frente a frente, pero si estoy mas que seguro que quizás me fui medio molesto contigo de la casa, como siempre ha pasado, aunque renegué de ti mas de las veces que hubiese querido, siempre me iba con ese sabor amargo en la boca al darme cuenta de que nunca lográbamos estar de acuerdo por lo menos en un par de cosas, eso me frustraba, creo que me frustra en este momento y que me frustrara por el resto de mi vida, no se detuvo el tiempo este día, la vida no se detuvo, todo siguió tan y como debía seguir, pero sin ti viejo y eso es algo que quizás jamas me perdone, te fuiste y no me esperaste, cada vez que me decías; “échale bolas para que me alcances” no había entendido esa frase hasta hoy y se muy bien a lo que te referías, hoy me lo hiciste ver y ni que le ponga todas las bolas del mundo te alcanzare viejo, para mi fuiste solo un terco que nació adelantado en la linea del tiempo, no fue que no te haya entendido o no haya captado tu mensaje, simplemente parecíamos ir por caminos diferentes, cuestión de perspectiva.

nunca te lo dije y se que ahora no creo que frente a nadie importe que te lo diga, pero se que lees esto en este momento, siempre fuiste mi modelo a seguir aunque nunca lo acepte, quizás el respeto no formo parte de la ecuación, pero eso a mi parecer y en lo muy personal, nunca tuvo nada que ver, porque fuiste, eres y seras siempre mi viejo, a pesar de las diferencia y dificultades, a pesar de lo que lloramos, peleamos y todo lo que reímos, todo lo que me enseñaste lo llevo en lo mas profundo de mi ser guardado, cada palabra, cada gesto, cada intercambio de miradas llenas de odio, creo que todo eso en conjunto formo nuestra relación, la cual perdurara aun a pesar de tu partida de este plano, porque no creas que porque no estas te libras de mi, soy tu hijo y como padre, no hubiese querido en esta vida, ni en las siguientes, otro padre que no hubieses sido tu, de eso la vida puede estar segura, sin miedo a equivocarme, se que lo que sentiste aun antes de partir y aunque no estuve contigo físicamente, siempre estuve para ti, a pesar de cualquier  impas, disfrute cada momento, dulce o amargo y no me arrepiento de nada, solo que ya no estés aquí.

11265025_838669046187207_3754317939664953564_n

Solo soy yo

•30 marzo, 2018 • Dejar un comentario

Como una centella que corta el viento, desacreditando cualquier argumento, quedo en blanco frente a este encuentro conmigo mismo, ante todo aquello en lo que siempre he creído, momentos dispersos, en situaciones frecuentes, como centella que corta el viento, trae ante mi tantos recuerdos, gota a gota cae la lluvia mojando cada ápice de mi cuerpo, intentando guardar este recuerdo, en lo mas profundo de mis sentimientos, mezclado entre lo malo y lo bueno, entre lo amable y lo cruento, como un apacible predicamento, defiendo mi credo, rompiendo el silencio, delineando este hermoso momento, mirando el firmamento, sigo mi camino, sin detenerme, me acerco segundo a segundo a cierta revelación, de manera inevitable, me encuentro sumido en mi propio silencio, desaparezco ante todo esto, frente a mi no hay existencia alguna, encontradome dentro de mi mismo, inmutable, impredecible con aquel aire de insensibilidad que me caracteriza, impresión estéril marcada en mi alma, resultado de mi propio esfuerzo por crear una capa infranqueable, inquebrantable, inconcebible para muchos, inexplicable para el resto, sin que la opinión externa me afecte, solo soy yo quien es, esta y será, por más que mi ser sea torturado de múltiples maneras, no habrá forma de moldearme, no se trata de ser maleable, solo es ser yo mismo ante cualquier situación, adversa o no, sólo seré siempre yo mismo.
Sereno y distante, me doy cuenta de todo el recorrido, este viaje tan increíble que muchos suelen llamar vida, algunos tan lejos de la realidad, otros inventando, reinventando y hasta redefiniendo conceptos, como quien acuña palabras intentando encapsular sus propias vivencias en palabras, no es la fascinación por lo desconocido, no es la intriga lo que impulsa, tampoco la intención de dejar una huella indeleble ante la existencia misma, a mi parecer y de manera muy unipersonal, creo que es mas esa sed de ser únicos, no creo en lo inalcanzable, en lo imposible, mis ojos han visto tanto, mi cuerpo a experimentado cada sentimiento y aun así siento una profunda crudeza en mi ser, vacío insaciable que en momentos me consume y destruye al punto de reducirme a tal grado de humildad, rayando en la inconsciencia celestial de cualquier ser humano, sin llegar a ser esclavo de mis emociones, un haló de incertidumbre me ahorca de manera progresiva y poco a poco me deja sin aliento, me asfixia mi propia presencia y me carcome de manera visceral el alma, como si metódicamente estuviese condenado a un vaivén de experiencias diversas, sin un común denominador, la realidad supera el entendimiento natural y una vez mas me encuentro aquí, frente a mi mismo, esperando mas de mi a cada momento, a cada momento.
Sin que se detenga el reloj, reacciones físicas dispersas, no hay lugar para las culpas ni los remordimientos, para mi seria perder el tiempo en problemas, cuando la misión es invertirlo en soluciones, las conclusiones son obvias, la importancia que tienes tu mismo y cada quien, solo es determinada por tu capacidad ante un razonamiento único, no constante, descubrirte a ti mismo mas que un reto, es un detrimento al que muchos temen, como el conocimiento inminente de tu propia condena, el hecho mas explícito de nuestras vidas, sería el saber que somos resultado de nuestros propios errores y en consecuencia, lo que seamos desde este punto en adelante, sera sólo parte de lo que grano a grano hemos hecho de nosotros mismos, sin importar lo que resulte de ello, los daños colaterales en los que nuestro accionar ses responsable, no serán mas ni menos importantes que lo que al final resulte, sentirse orgulloso de quien eres no es un acto de vanidad, es una forma de exaltar lo que haz logrado, bueno o malo para el resto del mundo, nadie sabrá todo lo que pasaste para llegar hasta aquí y ese solo hecho, es suficiente para justificar cualquier acción o decisión que hagas o tomes y pase lo que pase, no debemos retroceder, ni dar un solo paso hacia atrás jamas.

images

Euphoria

•26 marzo, 2018 • Dejar un comentario

Llegaste… y sentí una onda expansiva atravesando todo el entorno, no dejaba de sonreír y sentir satisfacción al saberte cerca, inquietud, impaciencia, nervios, tantas cosas se apoderaron de mí, rodear tu cuerpo con mis brazos solo me daría paz, apaciguando tantos impulsos discordantes, eliminando preocupaciones, vertiendo dentro una luz cálida, que lejos de ti solo es un tenue destello, en este momento, brilla tanto como el sol en mi cara mientras contemplo el futuro distante, tangible y lleno de tantas sorpresas, con cierta timidez que nos hace parecer torpes, no podemos esconder aunque quisiéramos las ganas de besarnos una y otra vez, música de fondo, un radiante día, aunque hayan personas cruzando nuestras estancias, el mundo se reduce solo a este sentimiento que nos corre por las venas, atraviesa nuestros corazones, sube a nuestros cerebros y se adueña de nuestras almas, sin haberlo esperado, estamos aquí y ahora, inmersos en dilemas, metáforas, suposiciones y ejemplos más que gráficos que nos permiten imaginar lo que fue, es o podría ser, destruyendo cualquier paradigma establecido conscientemente por la razón, en este momento no hay nada lógico o razonable que hacer, seria contra natura no seguir adelante con el plan, no podría divisar a la distancia un desenlace más obvio que en el que nos miramos juntos y de la nada, nos encontramos al fin.

Una y otra vez arremetemos contra nuestros cuerpos con besos y caricias que solo son respuestas más que instintivas, sentimentales ante nuestra presencia una frente a la otra, desatamos la fuerza de nuestras almas, sin ninguna clase de ataduras, sin darle importancia a algo más que no fuese nuestra piel en constante contacto, como olas rompiendo contra las rocas, mis manos exploran tu cuerpo, respiración cruzada, intentando encontrar algo de aliento, cual es robado de nosotros mismos por cada caricia, por cada bocanada de aire, se hace tan increíblemente difícil separarnos, con este azul perfecto de testigo, no podemos dejar siquiera de abrazarnos para no sentir distancia entre nosotros, qué valor tan magnifico le damos solo a ese momento, pensando en todos los que vendrán, en los que seguirán después de esta eterna bienvenida, estar abrazados mientras nos miramos, alguna vez disfrutaste tanto solo un momento así, esa sensación tan irreal de sentir como si el tiempo pasase tan rápido que no tendremos oportunidad de disfrutar más este momento, esa ansiedad de poseer el poder para congelar cada segundo que inevitablemente va pasando, uno detrás del otro y aunque puede que mi corazón rebose de alegría infinita, muy en el fondo se esconde la nostalgia de saber que llegara el momento en el que tenga que separar mi piel de tu piel.

Atravesando tantos matices, emociones y sentimientos de toda una vida en un solo segundo, es hora de partir, te llevas mi alma impresa en tu piel, yo me quedo con tu alma adherida a la mía, ¿podrías negarlo? ¿Podrías engañarte a ti misma? Porque… por lo menos yo, no podría, frente al mundo, en cualquier lengua, en esta vida o en las siguientes, no podría negar la marca que me dejaste en mí, no hablo de un final, no hablo de una despedida, solo es el comienzo de lo que nosotros mismos busquemos o deseemos, solo me estoy tomando la libertad de describir una fracción de segundo, un fotograma de este extenso largometraje al que llamamos vida, ¿supondría acaso una existencia sin estas emociones? No lo creo, porque tú eres lo que me impulsa nuevamente, lo que me mantiene al tanto de la situación, lo que me hace querer y pensar más en el mañana, futuro inmediato que me atormenta tanto sin saber de ti, dulce tortura o jugarreta cruel del destino infinito que me deja caer en una espiral de sentimientos, razón suficiente para servirme el mundo en un plato y comérmelo de un solo bocado, ¿de que valdría el no soñar si al final no harás todo lo que sueñas realidad? Entérense todos, la vida así, no valdría de nada.

euforia

Xenofobia

•24 marzo, 2018 • Dejar un comentario

Una actitud muy común hoy en día, es la indiferencia del ser humano ante su semejante materializado, dicho de otra forma o interpretado desde mi punto de vista, podría considerar que las personas de carne y hueso pierden cualquier valor ante los demás, tanto el uno como el otro, están sumergidos en un letargo tecnológico el cual no les permite ver más allá de el siguiente paso que dan si están en movimiento, de cualquier otra forma, irremediablemente igual, no podrían ver más allá que lo que sus vistas periféricas le permitan ver, enfocados solo en rectángulos brillantes, dispositivos que nos unen y conectan aún más con otras personas, personas que por alguna u otra razón están en la distancia, larga o corta, no están frente a nosotros, ni cerca de estarlo físicamente, se perdieron por completo aquellos casi mirados como rituales en los que las personas se reunían con un fin común, escuchar un disco nuevo de alguna agrupación que hiciese una marca en cierto grupo, las conversaciones fugaces esperando el pan en alguna panadería, el contacto visual con alguien, respondido por una sonrisa, un simple, básico y hasta mecánico; “buen día”, hasta eso se siente en el ambiente que desaparece poco a poco y cada vez más rápido de lo que creemos, estas son algunas actitudes comunes hoy en día.

De la indiferencia a la xenofobia… No hay un trecho tan largo, quizás visto como burla o manera mediocre de expresión ante una ventaja geográfica o situacional, la xenofobia vista desde cualquier punto de vista, sea justificado o no, para mí, es simple ignorancia y cierta envidia, ligada con rechazo y resentimiento basado en nada sostenible, palpable o realmente concreto, motivo de cierta lastima de mi parte hacia la infamia de las personas, las cuales no distinguen entre ellas posición social o edad, se atreven a emitir sonidos con sus bocas, transformados en palabras, hablando como si nunca nadie les hubiese partido la boca, creo que eso podríamos cambiarlo, estoy muy seguro que sí, hablando de forma estrictamente metafórica claro está, esas personas no ven hacia atrás, cuando eran ellas o sus antepasados los que estaban sujetos a situaciones similares, pero que a diferencia de nosotros el día de hoy, ellos si tenían todo el apoyo posible y hasta irracional de nuestra parte, sin ánimos de sacar en cara favores o regalías, ni siquiera nuestra buena voluntad como anfitriones de sus desdichadas vidas, hago la invitación al recuerdo y les doy la bienvenida al presente que vislumbramos hoy día, presente que solo nos hace ser más fuertes, demostrando a nosotros mismos y al mundo que en Venezuela, un “buenos días” no cuestan.

Como en cualquier parte de nuestro vasto y diverso planeta, no hay un solo rincón, donde no hayan personas buenas y malas, hasta me atrevería a considerar, que este fenómeno es necesario en cualquier lengua y/o sociedad, pero también creo en la capacidad de las personas, esa innata capacidad de diferenciar lo bueno de lo malo y solo por esa razón, por tener esa capacidad como seres humanos, me doy cuenta de que tomar estas actitudes tan grotescas, viles y mediocres, hacen a las personas denotar ante las demás, porque en muchos de los casos, no se espera que compartan riquezas o que nos den alguna ventaja ante los demás, creo que lo menos que se espera, es por lo muy mínimo una sonrisa, un buenos días o alguna palabra de aliento dicha de corazón, cerrar una puerta, dar la espalda, ignorar o hacer un gesto de desprecio, lo veo como un acto premeditado y mal intencionado, con el mayor énfasis posible, totalmente consientes del daño que hacen, sin medir en consecuencias, con la única y firme intención de dañar y destruir hasta las más mínimas esperanzas que puedan quedan en nuestros corazón, pues… déjenme decirles un par de cosas, demostramos ser más fuerte y mejores en cualquier ámbito e la vida y lo mejor de todo, es que seguiremos siempre adelante.

q

 

Si fuese fácil, no fuese divertido

•30 enero, 2018 • 2 comentarios

Cuando las palabras se agotan, no es por una razón negativa, en mi caso, suele ser no por falta de oraciones o frases, las letras para mí son una fuente inagotable de comunicación, así que no podría decir jamás que me quede sin palabras, esta no es una articulada justificación para mi silencio, es solo una de muchas maneras de explicarte el porqué de algunas cosas que de alguna u otra forma te afectan, jamás te atrevas a pensar y que ni siquiera te pase por el pensamiento que disfruto el silencio o la distancia entre tu cuerpo y el mío, sin que suene como algo sexual, lo digo de esa forma porque realmente no es más que eso, la falta de lo físico, porque créeme cuando te digo que aunque no te pueda ver a los ojos, aunque no puedas escuchar mi voz, siempre y hago referencia a cada segundo de mi existir, no hay un solo instante en el que no piense y sueñe contigo, lo sé y estoy más que consiente de eso, “no es suficiente” para mí no lo es, me consume la vida y el alma el solo pasar un par de horas sin verte, lucho a cada instante con eso, no es una cruz que debemos llevar, no es un sacrificio absurdo que hay que cumplir.

No es nada fácil sobrellevar las circunstancias que nos arrastran a estas situaciones, pero no dicen por ahí que: “¿si fuese fácil no fuese divertido?” aunque pudiésemos sentir que esto raya en lo insano, mirándolo mucho más allá, prefiero verlo como una manera forzosa de madurar los sentimientos de manera acelerada, una manera tan cruda y dura como la vida misma, aunque… después de conocerte, cambie mi forma tan a veces y solo a veces resentida de ver la vida, no podría ser así nunca jamás, ya que la vida fue la que nos trajo a este momento, en el que soy para ti y tu eres para mí, ¿pudiese pedir más? ¡Claro que sí! Pediré mucho más, pediré la oportunidad de luchar y ganarme a pulso el privilegio de pasar nuestra vida juntos, de ver nuestros cuerpos envejecer y admirar cada día como crecen nuestras semillas, siendo mejores cada día por ellas, un día a la vez, ¿acaso es una falsa promesa? Creo que solo pensando en eso y nada más en eso, sería más que suficiente para jamás perder el norte o en nuestro caso, para jamás perder ni desviarnos de nuestro sur, hagamos juntos el viaje de nuestras vidas, sin desmayar, ni decaer, he visto en tus ojos la fuerza que tienes y de todo lo que eres capaz.

Es mi mayor intensión seguir maravillándote siempre a pesar de que te muestre mi lado más oscuro, nada ni nadie, una persona o mi entorno entero jamás cambiaran o afectaran lo que siento por ti, por esto, por lo que me haces ser, por lo que eres y lo que somos juntos, junto a ti es muy fácil predecir el futuro, obvio, solo hay un futuro, juntos y creo que eso ya nos lo hemos demostrado en repetidas veces, una y otra vez, toda la existencia tiene mucho que envidiarnos, de eso nos hemos dado cuenta al ver cómo nos miran, al escuchar independientemente o juntos como se expresan sobre nosotros, esa es una de las millones de razones por las cuales estamos y nos sentimos tan bien, porque así sobrepongamos las adversidades, son muy pocas ante tus sonrisas, nuestros momentos de clímax, las caminatas tomados de la mano, nuestras miradas, todos esos momentos juntos, nuestros silencios, cada acción que compartimos y cada actitud que mostramos, nuestras respuesta ante las situaciones y todo aquello que nos hace ser hoy por hoy, una hermosa pareja de enamorados o como lo queramos llamar, ni siquiera ponerle un nombre a esto suma algo de importancia, ¿sabes porque? Porque tú para mí, eres “mi vida” y aunque jamás haya sido conformista, para mi eres absolutamente todo.

escalar

Y entonces…

•28 enero, 2018 • 1 comentario

Y entonces te vi, ahí parada frente a mí, como olvidar ese preciso momento, no cambiaría absolutamente ni una milésima de segundo desde que logre divisarte hasta este momento, toda una existencia carente de sorpresas, esta vez la vida me hace ver lo tan equivocado que estaba o que pude haber vivido, no es solo el hecho de haber abierto los ojos, no es solo el hecho de haber despertado de un eterno letargo gracias a un destello de luz, no es siquiera el hecho de haberte encontrado, el haber cruzado nuestros caminos es mucho más grande que todo eso y que cualquier cosa existente o incluso conocida, las formas, valores y significados dejan de tener algún tipo de sentido lógico, no fue ver más allá de lo que cualquiera pudiese haber visto, como si un profundo sentimiento de que mi vida estaba atada a la tuya desde el momento en el que te conocí, me embargara y me cubriera de una manera más que visceral, mucho mas que celestial, no es inexplicable, no es algo mágico y aunque parezca confuso o contradictorio, tampoco es palpable, ni visible ante los ojos de los demás, ajenos a el entendimiento de todo lo que podríamos sentir, pensar y respirar, pongo en duda que lo divino haya tenido que ver en esto, no lo sé.

Y entonces te sentí, nuestro primer abrazo fue, como sentir que el ser paseaba por un universo infinito y lo digo de manera literal, tan consiente como lo estoy de cada palabra que escribo, sin intensión de exagerar o fantasear en mi impresión al respecto y no me refiero al contacto físico que implico el momento o la situación, hablo de piel, de olor, calor, esencia, hablo de esos impulsos eléctricos que recorrieron nuestros cuerpos, como una onda en el agua, la cual casi percibes pero a la vez te aterra un poco, hablo de esas sensación de atracción, tal cual como un par de imanes que inevitablemente, una vez unidos, se hacen una sola pieza, inalterable, constante, perpetua, porque a pesar de tantos ataques, arremetidas e intemperie del entorno, no hubo, hay o habrá fuerza física o química, natural o supraterrenal que pudiese con eso, pacto cerrado no con compromiso, sino con el más genuino sentimiento de pertenencia y valor, con un impecable instinto animal de protección y supervivencia, debo confesar de lo orgullo que el solo pensar eso me hace sentir, aunque la distancia cause dolor, he comprobado aquello que dicen que: “lo que no te mata te hace más fuerte” y confió en que sepas y tengas en cuenta que las adversidades no son más que pruebas, nada más.

Y entonces fuimos nosotros mismos, jamás en mi vida le di tanto valor al ser, a la comodidad que eso implica, ¿cómo peces en el agua? Esa frase se quedó corta, porque te conocí tal cual eres, porque me mostré tal cual soy, porque aunque aún falten capas por descubrir, se siente como estar en un sueño, ni siquiera podría decir que esta será una historia más en mi vida, esta es la última historia de nuestras vidas, así lo decreto, así será, porque nos hemos demostrado el uno al otro la capacidad que tenemos, las habilidades que poseemos, es impresionante la manera en la que intento ver hacia el pasado y debo confesarlo, no veo nada, no hay nada en esa dirección, como si nada hubiese pasado en mi vida antes de ti, como si todo lo que viví y conocí no hubiese existido jamás, como si en ese momento en el que te vi por primera vez, hubiese sido mi nacimiento y no me extraña en lo más mínimo porque aun cuando estoy contigo y sonrió, siento que lo hago como un niño y lo que más me ata a ti es sentir que cuando ríes, lo haces como una niña, eso me hace sentir cada vez mas que no estoy solo en esto y que este sentimiento es compartido.

Sheldons_brain-2